Todo el contenido

Este mes es una oportunidad de conocer al chileno Alberto Hurtado, de motivarse con el santo y lo más importante, de generar una reflexión sobre nosotros mismos. Con todas nuestras fallas, debilidades e incoherencias, con todo nuestro tejado de vidrio, somos seres que estamos constituidos en el amor, lo que nos hace profundamente humanos y felices.
“Nosotros tenemos que ir al sacrificio a morir con la camiseta puesta por nuestra iglesia de la cual somos parte. Pero morir por algo que valga la pena. Yo trabajo como si me fuera a morir mañana y no me importa si el obispo sabe o no sabe. Me importa que yo esté dando vida a esas mujeres que la han perdido. Ese es el desafío.” Revisa el testimonio de la Hermana Nelly León.