Testimonios

“Nosotros tenemos que ir al sacrificio a morir con la camiseta puesta por nuestra iglesia de la cual somos parte. Pero morir por algo que valga la pena. Yo trabajo como si me fuera a morir mañana y no me importa si el obispo sabe o no sabe. Me importa que yo esté dando vida a esas mujeres que la han perdido. Ese es el desafío.” Revisa el testimonio de la Hermana Nelly León.