Opinión

Este mes es una oportunidad de conocer al chileno Alberto Hurtado, de motivarse con el santo y lo más importante, de generar una reflexión sobre nosotros mismos. Con todas nuestras fallas, debilidades e incoherencias, con todo nuestro tejado de vidrio, somos seres que estamos constituidos en el amor, lo que nos hace profundamente humanos y felices.